“Crecimiento constante participando en los principales proyectos del país”

Historia


Historia de Graña y Montero por décadas ...


La década de 1930

El primer contrato que recibe Gramovel es la construcción de una residencia particular, en una Lima que no llega al medio millón de habitantes. Paulatinamente, va ganando experiencia.

La década de 1940

En 1942 Gramovel recibe su primer contrato en el extranjero y entre otras obras, construye la ciudad de Talara. En 1949 se fusiona con Moris y Montero convirtiéndose en Graña y Montero S.A.

La década de 1950

Se consolida la obra más importante de Graña y Montero: su cultura empresarial, basada en el valor de la seriedad y compromiso con el cliente. Se construyen importantes obras en Lima y provincia.

La década de 1960

Ingresa una nueva generación de ingenieros que respetan y valoran la herencia recibida. Ellos son formados no solo en los procesos de Graña y Montero sino sobre todo en su filosofía.

La década de 1970

Los nuevos líderes desarrollan el trabajo en equipo y el respeto por el conocimiento. La empresa concentra sus esfuerzos en dos metas: la dirección por objetivos y la búsqueda de la excelencia.

La década de 1980

En 1983, Graña y Montero cumplen sus primeros 50 años e inicia una nueva etapa. La oferta se diversifica sin salir del rubro de los “servicios de ingeniería”. Crecer y diversificarse son los desafíos.

La década de 1990

La estrategia consiste en priorizar los contratos que generen flujos estables, pues proporcionan estabilidad económica a la empresa. La internacionalización se convierte en una decisión estratégica.

La década de 2000

Graña y Montero tiene un crecimiento constante participando en los principales proyectos del país. En el año 2008 cumple 75 años y se ratifica como la empresa constructora más grande y reconocida del Perú. Nace GMV, la empresa inmobiliaria del grupo.